domingo, 31 de octubre de 2010

Cerillero cinco a cero por desgracia del portero

Dicen que un clavo saca otro clavo. 
Tal vez no sea del todo cierto, pero al menos alivia y para quitarnos el mal sabor de boca de un cinco a cero bien vale recordar otro:
En la antesala del partido el segundo equipo del Sevilla FC jugó contra el equipo ¿? (literalmente) del Balompié:
Que arte eso de los "tomates". Pues lo dicho, ahora viene lo güeno...
El Sevilla FC marca lo dos primeros goles y el público se empieza a acordar del último encuentro disputado vaticinando idéntico resultado:
El Sevilla FC sigue a los suyo, es decir, a bordar el fútbol y los goles siguen cayendo ante un Escribano impotente:
Un incidente entre Carmelo y Leconte termina de encender al público (que a esas alturas ya estaba bastante calentito) y los aficionados saltan al campo teniendo que intervenir la guardia civil:
En resumen:
El cronista bético Olmedo no tiene más que rendirse a la evidencia de la sideral distancia que separa a un equipo y al otro, y yo no puedo más que hacer lo mismo al pensar en el partido de ayer.

Nos barrieron una vez más y como con el tema de las televisiones se salgan con la suya esto no solo será normal, sino que se convertirá en cuasiobligatorio.

En fin señores, decía mi padre: "Que nada que pueda acabar con tu vida acabe con tu paciencia". Pues que remedio, habrá que tener paciencia.

6 comentarios:

  1. Es que tenía que llegar el momento en que Olmedo no podía defender lo indefendible, bastante hizo ya el pobre hombre por el equipo de sus entretelas.

    Muy buen post amigo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias amigo.

    Con que sirva para olvidar un poco el bochorno de ayer es suficiente.

    ResponderEliminar
  3. Enhorabuen Tántalo. Excelente post. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Alexis.

    Un placer recibir tu visita.

    ResponderEliminar